Volver

Microsoft usará más energía renovable en sus Data Centers

La compañía se compromete a ampliar el uso de energía eólica, solar e hidroeléctrica del 44% actual al 50% en 2018 y al 60% en la próxima década

 

Eficiencia

 

 

 

Como uno de los gigantes tecnológicos con mayor huella de data center a nivel mundial, Microsoft se ha comprometido a utilizar en mayor medida las energías renovables para alimentar sus centros de datos, como explicaba Brad Smith, presidente de la compañía, en un blog.

“En el sector tecnológico necesitamos reconocer que los data centers se situarán a mediados de la siguiente década entre los mayores usuarios de energía eléctrica del planeta. Tenemos que seguir trabajando sobre una base sostenible para construir y operar centros de datos más verdes”, apuntaba Smith.

Microsoft ya está dedicando recursos en esta dirección, con CPDs que son 100% neutrales en las emisiones de carbono desde 2012. Pero ahora, la compañía quiere ir más allá “haciendo que esos data centers dependan en un porcentaje mayor de energía eólica, solar e hidroeléctrica”.

Así, si actualmente casi el 44% de la electricidad consumida por los centros de datos de Microsoft provienen de esas fuentes renovables, para finales de 2018 el porcentaje se elevará al 50%, y a principios de la próxima década alcanzará el 60%, según estimaciones de la empresa.

El objetivo no será sencillo, apunta Smith, “especialmente dada la magnitud de la expansión de data centers que se producirá durante este periodo”. El directivo apunta que será necesario trabajar con otros actores e instituciones importantes, desde grupos ecologistas hasta utilities y los propios gobiernos.

El compromiso de Microsoft por la eficiencia viene de antiguo. Es una de las primeras compañías de gran tamaño que ha implementado un modelo que imputa a sus unidades de negocio una tarifa de carbono en sus operaciones de negocio. Esto proporciona incentivos para que busquen alternativas que ahorren en el uso de carbono e innovaciones que reduzcan su presencia.

En los últimos meses, además, hemos conocido el Proyecto Natick de Microsoft, un programa que probará data centers en el fondo del océano, aprovechando el uso de energía renovable procedente de las mareas y las corrientes. Como afirma Smith, todavía quedan muchos pasos por dar en materia de eficiencia energética.

Volver