Volver

La digitalización de la energía brinda oportunidades.

El sector energético está cambiando su enfoque de precio y generación a demanda y asociaciones.

La tecnología digital en el sector energético ayudará a muchas empresas a abordar una lista creciente de desafíos.

En toda la sociedad y la industria, las demandas de energía eléctrica continúan aumentando a medida que los procesos industriales, los centros de datos y la cantidad de vehículos eléctricos continúan creciendo. Al mismo tiempo, la proporción de energía procedente de fuentes renovables, como la eólica y la solar, también está creciendo. Como resultado, los mercados de suministro de energía se están volviendo más volátiles y será más difícil para los proveedores de energía administrar y equilibrar la red.

La tecnología digital permitirá que la red eléctrica evolucione para enfrentar estos desafíos. Creará una interrupción positiva para los viejos modelos de negocios que se centran en el precio, los activos y la generación en lugar de los clientes. La digitalización impulsará un cambio de enfoque de la demanda en el nivel de GWh a pensar pragmáticamente sobre la energía entregada en el nivel de KWh a clientes individuales.

En esencia, la digitalización consiste básicamente en convertir información analógica como facturas de energía en información digital, creando una convergencia de energía eléctrica y datos. Crea oportunidades para procesar datos sobre patrones de consumo de energía y utiliza tecnologías digitales para crear nuevos servicios perspicaces que reducen los costos o alteran el modelo comercial subyacente.

La digitalización utiliza tecnología de comunicaciones y nuevas fuentes de datos para respaldar una mejor toma de decisiones, generar mejores análisis y automatizar o controlar operaciones de manera inteligente a nivel de empresa o sitio. Los cálculos sobre el desprendimiento de carga para eliminar los costosos picos de demanda de energía, por ejemplo, se pueden automatizar para que se tomen las decisiones correctas y se ejecuten de forma autónoma.

La digitalización hace posible que los proveedores de energía conocedores de datos establezcan una relación directa con los consumidores finales y que las empresas conectadas encuentren formas más inteligentes de administrar sus recursos energéticos. Abre partes de la cadena de valor a nuevos jugadores.

Es probable que surjan negocios de plataformas que no poseen la infraestructura subyacente, conectando grupos de proveedores y usuarios finales. Pero lograr una transformación digital a gran escala como Uber o Airbnb será un desafío para las nuevas empresas. Una simple aplicación o sitio web no es suficiente.

Para la energía, la complejidad de los requisitos de energía industrial y comercial y las inversiones de hardware necesarias significan que en la mayoría de los casos los beneficiarios serán los usuarios finales.

ABB Smart Power ofrece a las instalaciones las herramientas para gestionar la demanda de sus operaciones de manera inteligente y el suministro de cualquier generador en el sitio, instalaciones eólicas o solares.

Para que la digitalización del poder tenga éxito, se necesitarán proveedores de tecnología capaces de desarrollar la infraestructura y las interfaces adecuadas, y crear un retorno de la inversión para los usuarios finales. Esto requiere innovación y liderazgo de proveedores de tecnología que entiendan el poder y puedan gestionar el cambio de manera efectiva.

ABB es un líder tecnológico pionero con un profundo conocimiento del sector adquirido durante décadas. Hace tiempo que somos expertos en integrar componentes digitales en los sistemas de control de nuestros clientes. Estos incluyen sensores, software y redes digitales, y ahora, con ABB Ability ™, estamos conectando a nuestros clientes con el poder de Internet de las cosas. La plataforma ABB Ability ™ es una plataforma de Internet industrial integrada e infraestructura en la nube basada en la experiencia líder de ABB en tecnologías, industrias y digital para permitir a las empresas aprovechar el poder de los datos industriales. La plataforma permite a los clientes integrar y agregar sus datos, combinarlos con datos más amplios de la industria, aplicar big data y análisis predictivos y generar conocimientos que pueden ayudarlos a impulsar mejoras en el rendimiento y la productividad.

ABB Smart Power está adoptando este enfoque para equipar las empresas de servicios públicos, las industrias, el transporte y la infraestructura para los desafíos energéticos del mañana, desde estaciones de carga rápida para vehículos eléctricos hasta soluciones que facilitan la integración de la energía solar para redes inteligentes, todo con la asistencia de la nube. soporte de gestión de energía.

La digitalización de la energía no es una amenaza. Es una forma de encontrar nuevas respuestas a algunos de los mayores desafíos que enfrentan las industrias y las sociedades. Si vemos esto como una oportunidad para forjar nuevas alianzas, llegar a expertos y comenzar una conversación, el futuro será brillante.

Volver