Volver

Hacia una consolidación de data centers efectiva

Pasos que pueden dar los operadores de data center para optimizar el rendimiento de su instalación entre su construcción y su desaparición definitiva, según Jon Leppard, director de Future Facilities

Es desgraciadamente inevitable que, con el tiempo, la eficiencia de las redes de infraestructura se erosione gradualmente. Esto puede deberse a una amplia gama de factores, como avances tecnológicos, introducción de nuevo hardware en el entorno del centro de datos o incluso actualizaciones de la legislación de datos que requieran cambios en la configuración.

Pero una vez que un centro de datos se ha visto alterado desde el estado inicial en el que fue diseñado para operar, siempre se perderá un cierto grado de eficiencia.

Por supuesto, la mayoría de los responsables de las instalaciones y los encargados de la toma de decisiones entienden que cualquier instalación tiene un ciclo de vida finito y al final debe ser reemplazada en su totalidad. Sin embargo, hay una serie de medidas que los operadores de centros de datos pueden tomar para optimizar el rendimiento en el período intermedio entre la construcción y la desaparición definitiva del DC.

Una opción popular es emprender un proyecto de consolidación. Según Data Center Alliance, el 62% de los centros de datos están pasando por un esfuerzo de consolidación en algún momento. Esto puede implicar la integración de ubicaciones de data center físicas, así como la optimización de las plataformas de hardware que alojan software.

La consolidación es atractiva por varias razones. En primer lugar, el proceso puede reducir los costes al mejorar la eficiencia energética. También puede permitir el cumplimiento y la seguridad sin la necesidad de comprar espacio de almacenamiento adicional. O, alternativamente, puede ayudar a una organización a diversificar su infraestructura mediante la externalización de gran parte de sus requisitos de almacenamiento a un proveedor de colocation externo, a la vez que conserva una opción limitada de almacenamiento en el lugar para la información de misión crítica.

Dada la variedad de razones para emprender un proyecto de consolidación, el proceso de ejecución es complejo y exclusivo para cada organización y sus objetivos. Cuestiones tales como la ubicación del hardware, la potencia, el espacio y las demandas de refrigeración plantean preguntas que deben ser respondidas por los administradores del proyecto, por ejemplo:

- ¿Movemos los equipos de TI en los racks existentes o instalamos los nuevos?

- ¿Cómo pasamos de racks de baja densidad a los de alta densidad?

- ¿Necesitamos instalar contención?

- ¿Necesitamos cambiar los set-points (flujo de aire y temperatura) para acomodar el nuevo diseño?

- ¿Necesitamos actualizar nuestra infraestructura de refrigeración existente?

Entonces, ¿cómo pueden los administradores de las instalaciones y los responsables de la toma de decisiones decidir cuál es el mejor curso de acción en cualquiera de estas circunstancias? Intentar encontrar la configuración óptima a través de prueba y error sería una tarea prohibitivamente lenta y costosa, a la vez que implicaría un riesgo significativo de falla.

El secreto para una planificación de consolidación efectiva radica en obtener visibilidad sobre el impacto de cualquier cambio potencial en el entorno del centro de datos, sin exponer a su empresa al riesgo y al gasto de probar esto en un entorno en vivo. Afortunadamente, el software de gestión de centros de datos impulsado por simulación de ingeniería (específicamente, modelado 3D) ofrece una alternativa segura, rápida y efectiva, sin temor a consecuencias adversas.

Por ejemplo, si el plan es desplegar varios racks en el espacio disponible dentro de un centro de datos legacy, la simulación se puede usar para establecer en primer lugar si esto funcionará, y si no, cómo se pueden resolver los problemas.

Otra ventaja de la simulación es que permite que los proyectos de consolidación se completen en una fecha límite ajustada, sin la necesidad de comprometer la capacidad. Con demasiada frecuencia, las empresas toman atajos en su planificación operativa para cumplir con los plazos, lo que significa que se están subestimando tanto en términos financieros como en términos de rendimiento.
Usando la simulación, este no es el caso. Optimizar la velocidad, la potencia y el peso a través de una plataforma singular puede reducir los tiempos de los proyectos de días o semanas a horas, eliminando la necesidad de elegir entre capacidad y escala de tiempo. Entonces, para una consolidación efectiva, la simulación ofrece una opción sólida.

 

Artículo escrito por Jon Leppard, director de Future Facilities

Volver