Volver

Google cloud platform obtiene su primer centro de datos en la costa oeste

Confía en que la suma de nuevas regiones y las API de aprendizaje automático ayudarán a su nube a competir

 

Después de gestionar un centro de datos para sus propios servicios en Oregón durante más de una década, Google Cloud Platform (GCP) ha lanzado su plataforma nube en la región. Se espera que el centro de datos del nuevo "US -West1” reduzca la latencia a través de la Costa Oeste.

Además, Google ha puesto en marcha dos APIs de aprendizaje automático para cloud en beta abierta.

La compañía dijo en un blog que la Oregon Cloud Region ofrece Compute Engine de Google, Google Cloud Storage y los Google Container Engine services, con dos zonas Compute Engine separadas para aplicaciones de alta disponibilidad.

Las pruebas iniciales mostraron una reucción de la latencia del 30-80 por ciento para usuarios en ciudades como Vancouver, Seattle, San Francisco y Los Ángeles en comparación con Google Cloud “us-centralI” en Iowa.

Citando la industria del videojuego como un beneficiario clave de esta reducción en el lag, Google citó a Paul Manuel, director de Multiplay Game Services, Dijo: "La latencia regional es un factor importante en la experiencia de juego, la red de Google Cloud Platform es una de las mejores en las que hemos trabajado no solo desde el punto de vista técnico, sino también en la ayuda uno-a-uno que hemos recibido por parte del equipo".

GCP ahora consiste en cinco regiones – US oeste, US centro, US este, Europa occidental y Asia oriental.

La compañía planea añadir a Tokio como región a finales de este año y dice que anunciará "más de 10" regiones adicionales en 2017, una mejora respecto a las valoraciones anteriores que dejaban la cifra en diez.

"Con el fin de implementar aplicaciones tolerantes a los fallos que posean alta disponibilidad, Google recomienda el despliegue de aplicaciones a través de las múltiples zonas y regiones.

"Esto ayuda a protegernos contra fallos inesperados de los componentes, incluso los de una sola zona o región."

Ansiosa por competir con Amazon Web Services y Microsoft Azure, Google se ha pasado a la inteligencia artificial para mejorar su propia nube.

Ayer mismo, se reveló que DeepMind de Google se había utilizado para bajar el PUE en algunos de sus centros de datos en un 15 por ciento. Ahora, la compañía traerá dos APIs de IBM Watson-esque Machine Learning en beta abierta.

La nueva API Google Cloud Natural Language revela la estructura y el significado del texto en inglés, español y japonés (junto a otros idiomas en preparación). Dice ser capaz de "entender el sentimiento general de un bloque de texto," identificar el significado relevante en un bloque de texto y "etiquetarlos según persona, organización, ubicación, eventos, productos y medios de comunicación" además de identificar las partes del discurso y "crear árboles de análisis de dependencia para cada oración con la finalidad de revelar la estructura y el significado del texto."

La compañía dice que la API podría ser útil para el e-marketing ya que permite analizar las críticas del producto online, y habilita a los centros de atención al cliente para determinar el “feeling”de las llamadas transcritas. La empresa de retailing de productos alimentarios británica Ocado fue mencionada como un cliente alfa.

En conversación con el Wall Street Journal, la compañía reveló que ha trabajado con un gran cliente para analizar más de dos millones de minutos de llamadas en servicio de atención al cliente para dilucidar si el cliente terminó satisfecho o no.

"Ese ha sido un problema sin solución," Dijo Rob Craft, un gerente de producto del aprendizaje automático de Google.

También entra en beta abierta la Cloud Speech API, que ofrece a las empresas y los desarrolladores  la conversión de voz a texto en más de 80 idiomas, tanto para aplicaciones y dispositivos IoT.

Los productos de aprendizaje automático de Google son muy interesantes, según señaló a WSJ John Rymer, analista de Forrester Research, “pero” –añadió-, “Google no está solo… Amazon y Microsoft aún le llevan mucha ventaja”.

Volver