Volver

Cuatro maneras de ahorrar dinero en el data center

Los planes de commissioning y de optimización de los sistemas eléctricos y de refrigeración son claves para mantener la disponibilidad y evitar desembolsos innecesarios, según indican en Vertiv

Cuando el coste del tiempo de inactividad del centro de datos es de casi 9.000 dólares por minuto, evitar tal situación es la primera y más obvia forma de ahorrar dinero. Aquí hay cuatro formas de ahorrar que ayudan a su organización a evitar caídas al tiempo que optimizan el rendimiento.

 

1. Haga commissioning de la instalación

Los sistemas y ensamblajes cada vez más complejos pueden acarrear más problemas que, a su vez, podrían ocasionar cortes costosos para su instalación. El commissioning ayuda a identificar y corregir los principales culpables que se encuentran tras las fallas, tales como el diseño, la instalación y las deficiencias de puesta en marcha. Para maximizar aún más la disponibilidad, el comisionamiento verifica y documenta que todos los sistemas críticos (alimentación, refrigeración y automatización de edificios) funcionan juntos como un sistema totalmente integrado.

El commissioning también ayuda a reducir los costes del ciclo de vida de la instalación. El proceso de comisionamiento mejora la operación del sistema al tiempo que proporciona datos de referencia que se pueden utilizar para mantener un rendimiento óptimo. Cuando los sistemas están optimizados, no solo son más confiables, sino que también son más eficientes. Las actividades de commissioning pueden verificar la funcionalidad adecuada de características de eficiencia específicas que forman parte del diseño del sistema.

Un centro de datos con comisionamiento a menudo experimenta menos retrasos que los que se ven con la implementación tradicional, por lo que es más probable que se entregue a tiempo y dentro del presupuesto. No solo podrá ver los retornos de su inversión de capital más rápido, sino que también verá menores costos de operación y mantenimiento durante todo el ciclo de vida de su instalación.

 

2. Optimice el rendimiento del sistema eléctrico

Evaluar su sistema eléctrico puede revelar áreas de mejora que pueden ayudarlo a manejar desafíos importantes en su centro de datos, como mayores expectativas de disponibilidad, movimientos o consolidaciones, mayor densidad de potencia y calor, y cumplimiento regulatorio.

Al evaluar su inventario completo de equipos eléctricos, puede identificar los componentes y las conexiones defectuosos antes de que causen interrupción del negocio, así como identificar las brechas en el mantenimiento del equipo. Además, los servicios de ingeniería como los estudios de cortocircuito y coordinación o los estudios de arco eléctrico pueden usarse para mejorar la seguridad en el lugar de trabajo y garantizar el cumplimiento.

Un entorno de trabajo que cumpla con todos los estándares aplicables no solo lo ayuda a evitar multas y sanciones, sino que también minimiza las amenazas que pueden ocasionar daños costosos en el equipo y pérdidas de productividad.

En última instancia, las evaluaciones del sistema eléctrico permiten un análisis detallado que conduce a acciones correctivas recomendadas y estrategias de mitigación de riesgos, que lo ayudan a mejorar de manera rentable la confiabilidad y disponibilidad de su centro de datos.

 

3. Mejore la eficiencia térmica

Un enfoque actualizado hacia la gestión térmica puede reducir los costes de energía y mejorar la eficiencia. En un centro de datos típico, la refrigeración representa el 38% del consumo total de energía. Así que si desea tener un impacto en el uso de energía, concentrarse en su sistema de enfriamiento puede proporcionar un rápido retorno de la inversión.

Al identificar y corregir cuestiones como puntos calientes y problemas de flujo de aire, usted toma un primer paso importante para reducir su consumo de energía. A partir de ahí, puede implementar tecnologías de velocidad variable y controles inteligentes para realizar más mejoras de eficiencia. Estas tecnologías están disponibles como actualizaciones para su equipo existente.

Con tecnologías de velocidad variable, como ventiladores de conmutación eléctrica (EC) y variadores de velocidad (VSD), puede variar la velocidad de los ventiladores existentes en las unidades de refrigeración para adaptar mejor el enfriamiento a la carga de TI.

Cuando reduce la velocidad del ventilador, deja de gastar energía en sobreenfriamiento que su equipo de TI no necesita. Al agregar controles inteligentes, puede conectar sus unidades de refrigeración para trabajar en equipo. Esto elimina situaciones en las que las unidades "luchan" entre sí, con una unidad enfriándose mientras otra se calienta.

Corregir situaciones que desperdician energía y usar solo la energía que necesita para garantizar la disponibilidad crítica del sistema puede reducir drásticamente sus costes de energía sin afectar la disponibilidad.

 

4. Proteja su sistema de energía de emergencia

El impacto de una falla del sistema de energía es de gran alcance si se tiene en cuenta el daño potencial a los datos y equipos, la interrupción del negocio, los costos de reparación y el daño a su marca y reputación. En un estudio realizado en 2016 por Ponemon Institute, el coste promedio de una interrupción en el centro de datos fue de más de 740.000 dólares, con un coste máximo que aumentó a más de 2,4 millones de dólares. Evitar estos costes significativos es una simple cuestión de prevención.

Un programa regular de mantenimiento preventivo realizado por técnicos expertos es clave para garantizar la máxima fiabilidad de los equipos del centro de datos, incluidas las baterías, los sistemas de alimentación ininterrumpida (UPS) y la distribución de energía. De hecho, en un estudio que incluyó el análisis de más de 185 millones de horas de operación de UPS, la confiabilidad de la unidad medida por el tiempo medio entre fallas (MTBF) aumentó a medida que se incrementó el número de visitas anuales de mantenimiento preventivo.

Los problemas del sistema que comienzan a aparecer se detectan mediante un mantenimiento preventivo regular. Esta inspección y análisis sistemáticos le permite corregir estos problemas, asegurando que tenga energía de emergencia cuando la necesite y ayudándole a evitar tiempos de inactividad costosos y no planificados.

  

Artículo escrito por Tom Nation, vicepresidente y director general de Power System Services en Vertiv Norteamérica

Volver