Volver

Cómo mejorar un 50% en eficiencia energética con una arquitectura IIoT

¿En qué se basa el Industrial Internet of Things (IIoT) para poder realmente ayudar a las compañías industriales a impulsar su rentabilidad? Se trata de una combinación de software, análisis y digitalización del hardware. Esta posibilidad representa un gran activo para el sector, ya que impulsa a otro nivel el potencial de eficiencia y productividad de la empresa.

Aun así, la relación entre el hardware de adquisición de datos, el software de comunicación y los motores de análisis no es algo automático. Es fundamental que exista un marco de trabajo o arquitectura base para que todas estas capas trabajen juntas.

En pocas palabras, la arquitectura debe ser diseñada para desplegar el potencial del IIoT y lograr a su vez:

  • Empoderar a los trabajadores: el uso de dispositivos móviles, la conectividad a la nube y los análisis de datos deben proporcionar información a tiempo real a los operadores para ayudarlos a tomar decisiones.
  • Optimización de activos, como sensores inteligentes que se integren en el flujo de información y permitan que se adquieran datos con facilidad.
  • Control inteligente: facilitar una integración sólida entre tecnologías operacionales e informativas, llevando así a tomar mejores decisiones para toda la empresa.
  • Ciberseguridad: una mayor conectividad requiere también prestar mayor atención con una solución de ciberseguridad operacional, además de la seguridad informática habitual.

Beneficios a escala industrial

A mayor escala, consideremos cómo se puede impulsar la productividad en una gran granja industrial con una arquitectura IIoT. Tenemos el ejemplo de una granja de estas características, la Blackhills Farm en Napier, Nueva Zelanda, que ha conseguido reducir sus costes un 50% en solo un año al consumir menos agua y electricidad.

La consultora tecnológica de la granja, WaterForce, los ayudó a implementar una solución IIoT que automatizó el sistema de irrigación de la granja, dando así visibilidad al estado y al rendimiento del sistema, y ayudando a gestionar la granja en el marco de la regulación hidrográfica local. Dicha solución estaba basada en la nube, por lo que pudo instalarse fácilmente y no supuso grandes inversiones en IT.

El sistema nuevo se pudo integrar fácilmente con equipo ya existente en la granja, como sus controladores de bombas e irrigación. La conectividad de los distintos productos de software fue posible gracias a la arquitectura IIoT. En caso de caída de la red, o de retraso en la replicación de los datos, el sistema lo suplirá con su software de histórico integrado. Además, los datos se transforman en gráficos, paneles, notificaciones y alertas fáciles de comprender, que los usuarios autorizados pueden consultar desde cualquier dispositivo conectado.

Gracias a la alianza de Schneider Electric y Microsoft para proporcionar la infraestructura basada en la nube Azure, la solución permite monitorizar y controlar la irrigación desde cualquier dispositivo móvil, mejorando así la agilidad operacional, la eficiencia y la sostenibilidad.  La tecnología de gestión en la nube garantiza que la información se comparta rápida y cómodamente entre los actores clave, como empleados, contratistas y órganos regulatorios.

Tal y como afirma Craig Blackburn, propietario de la granja Blackhills, “Cada día adapto el riego en función de diferentes parámetros: cambios en el viento, niveles de lluvia, requerimientos de los cultivos o las normativas locales. Ahora puedo monitorizar y controlar mi sistema de riego desde mi teléfono móvil, ahorrándome horas de tiempo sin tener que desplazarme por la granja. Con la información al alcance de mi mano, mi granja es más productiva, los costes de agua y energía son más bajos y los rendimientos de mis cultivos son mayores. Ahora no podría vivir sin esto.”

Empresas como la granja Blackhills tendrán un papel destacado en la nueva economía digital, ya que están aprovechando los beneficios de la digitalización y creando valor adicional, con nuevos niveles de productividad y eficiencia. Los detalles de arquitectura para IIoT en la granja Blackhills y más información relevante sobre cómo optimizar tus operaciones industriales están accesibles aquí.

Peter Herweck- Industry Business Executive Vice President

Comenzó su carrera en Mitsubishi donde se desempeñó como Ingeniero de Desarrollo de Software. En 1993, se unió a Siemens en la unidad Motion Control for Machine Tools, donde dirigió varios proyectos de I+D. Luego se mudó a los EE.UU. para asumir la responsabilidad de Motion Control for Machine Tools y equipar a los constructores de American Machine Tool. Posteriormente se hizo cargo de las operaciones asiáticas de la compañía y, finalmente, asumió el cargo de CEO en 2002. En 2004, Peter asumió la responsabilidad de Automation & Drives Business en China y se convirtió en miembro de la Junta Directiva de Siemens en el noreste de Asia en 2005, posicionando el negocio de Siemens en la región para un mayor crecimiento. Peter tiene una amplia experiencia en puestos ejecutivos y de alta dirección en Alemania, China, EE. UU. Y Japón. Fue nombrado Presidente del Sector Industry North East Asia en 2008, antes de convertirse en Director Corporativo de Estrategia de Siemens en 2011 y asumir el cargo de Director Ejecutivo de Process Industries & Drives Division en 2014. En octubre de 2016, Peter se unió al Comité Ejecutivo de Schneider Electric como Vicepresidente Ejecutivo de la Unidad de Negocios industria. Peter tiene una Maestría en Administración de Empresas (MBA) de la Escuela de Negocios de Wake Forest University y un título de grado en Ingeniería Eléctrica, Automatización y Electrónica de la Universidad de Metz.

Volver