Back

Un proyecto japonés utiliza la nieve para refrigerar un data center

El White Datacenter Project ha probado a almacenar nieve en invierno para utilizarla como refrigerante en verano

Un peculiar proyecto de data center en Japón está probando a utilizar nieve para refrigerar la instalación en verano y llevar el calor generado en invierno a invernaderos. El resto del año, el centro de datos es refrigerado por suministro indirecto de aire.

La iniciativa responde al nombre de White Datacenter Project, y se ubica en la ciudad de Bibai, en Hokkaido, una isla del norte de Japón. Durante el invierno, Bibai recibe gran cantidad de nieve, con una profundidad de entre 8 y 11 metros, pero en verano desaparece. Varios ciudadanos de Bibai decidieron que sería bueno tener nieve durante los días más cálidos del verano, y se formó el Bibai Natural Energy Society and International Snow Club.

El grupo de investigación ha desarrollado un sistema donde la nieve se apila en grandes montones, cubiertos por material aislante. En verano, la nieve se derrite lentamente y el agua fría es utilizada para los sistemas de aire acondicionado.

A partir de esta idea surgió el White Datacenter Project. En 2014, la organización de investigación y desarrollo Nedo, un organismo público, ofreció una beca de cinco años para investigar cómo se podía utilizar nieve de las áreas urbanas para enfriar un centro de datos.

En septiembre de 2015 se inauguró un data center de una sola planta y 110,46 metros cuadrados, que aloja 20 racks. El edificio cuenta con una entrada de aire frío y un sistema de refrigeración a través de nieve. A finales de septiembre, se utilizó un sistema de intercambio de calor bajo los montones de nieve para refrigerar el centro de datos. La refrigeración por nieve mantuvo la temperatura ambiente del edificio a 25ºC, sin la necesidad de refrigeración secundaria.

En febrero, el sistema de refrigeración indirecta por aire tomó las riendas y el calor generado se utilizó para mantener las temperaturas en los edificios cercanos. Incluso en pleno invierno se pudo mantener una temperatura mínima de 15ºC utilizando solamente el calor generado por los servidores.

Resultados de PUE obtenidos hasta la fecha con este proyecto

Resultados de PUE obtenidos hasta la fecha con este proyecto

Los resultados iniciales de este proyecto son alentadores (con el uso de nieve para refrigerar durante el verano, el PUE bajó a 1,08). El equipo de investigación cree que, escalado el proyecto a una instalación de 3.000 racks, los costes en refrigeración y calefacción podrían reducirse en un 80% en comparación con data centers tradicionales.

Back